Noticias del Camino de Santiago

La peregrinación es un fenómeno antropológico y social que se repite casi de manera universal . A pesar de que su origen sea religioso, el hecho de que sea una práctica que ha pervivido durante siglos habla de su facilidad para adaptarse a las diferentes situaciones históricas. El significado que tiene la peregrinación lo otorgan los millares de personas que deciden poner su tiempo y esfuerzo en recorrer sus caminos e, igual que ahora vemos el mundo de una manera completamente diferente de la que tenía un aldeano en el S. XII, también nuestras motivaciones para embarcarnos en una aventura así pueden ser radicalmente distintas.

El significado de la peregrinación

A pesar de que la peregrinación a nivel general y, el Camino de Santiago en particular, nacieron como fenómenos religiosos, hoy en día son mucho más que eso. En sus senderos tienen cabida tantas motivaciones como personas que deciden transitarlos, por lo que podría decirse que es más bien algo espiritual y que uno puede y debe ser libre de darle el significado individual que halle en su recorrido.

“Peregrino” proviene de progredi, que en latín se refería a avanzar, y esa progresión puede referirse tanto a una progresión física de acercamiento a Santiago como a una metáfora de la vida y, por lo tanto, de los pasos y aprendizajes que nos van acercando a los objetivos que nosotros nos marcamos.

Por ello, independientemente de las motivaciones religiosas, hay muchas otras razones por las que podemos decidir emprender la peregrinación a Santiago de Compostela. Recopilamos aquí algunas de ellas:

Conectar con la naturaleza

En un mundo cada vez más globalizado y urbano, a veces es difícil encontrar un momento para disfrutar de la tranquilidad de los ambientes naturales y, a pesar de que los caminos a Santiago pasan por poblaciones de todos los tipos, muchos de sus senderos escapan del bullicio para adentrarse en la serenidad de los bosques y del ámbito rural.

way-of-st-james-1175186_960_720

Disfrutar del patrimonio arquitectónico y artístico del Camino

El Camino de Santiago es historia viva y en permanente transformación. Fue el primer camino que conectó los territorios que hoy en día se agrupan en Europa y , de hecho, tiene el reconocimiento de haber sido la primera vía categorizada como  Itinerario Cultural Europeo en 1987.

Desde el S. IX por sus senderos no sólo viajaron personas, sino también ideas, avances científicos y estilos artísticos que fueron generando un gran patrimonio arquitectónico y material que, hoy en día, se ha convertido en una razón por sí misma para peregrinar a Santiago.

Burgos (Camino Francés)

Burgos (Camino Francés)

Realizar ejercicio físico

Dicen que “sin dolor no hay gloria” y es que está claro que peregrinar supone el cumplimiento de un reto físico por el que debemos superarnos a nosotros mismos.

A pesar de esta exigencia física, hay que tener en cuenta que el Camino puede hacerse de muchas maneras y cada uno debe buscar el medio y ritmo que más se adapte a sus circunstancias personales. No se trata de terminarlo lo más rápido posible, sino de disfrutar en su realización y, por ello, cada uno puede encontrar en una exigencia física alta o baja una mayor comodidad.

Además, desde Tournride disponemos de diferentes tipos de bicicletas, incluyendo también bicicletas eléctricas para que todo el mundo se decida a emprender la aventura del Camino (Ebike EVO 27,5 XT).

cyclists-1445700_960_720

Sumergirnos en la cultura española y compartirlo con gente de múltiples nacionalidades

Hoy en día el Camino de Santiago es un punto de encuentro para personas de todos los rincones del mundo, unidas por un mismo objetivo. El ambiente abierto y multicultural de esta peregrinación es uno de sus mayores atractivos (en 2010, último Año Santo, llegaron a Santiago peregrinos de 156 países diferentes). También hay que tener en cuenta que, sea cual sea el Camino que escojamos, recorreremos gran parte de la Península Ibérica y podremos disfrutar de la amplia y variada vida cultural española, así como de su gastronomía de calidad y sus grandes vinos.

Lo que está claro es que el Camino de Santiago es un reto que nos exige una gran motivación personal, pero que esa motivación debe partir de nosotros mismos. Cada uno debe hallar la suya y, dependiendo de cuál sea, podrá decidir cómo quiere realizar el Camino: solo, con alguien especial, en grupo, en poco o mucho tiempo, etc. así como qué camino quiere escoger.

Como consejo, apuntar simplemente que se haga caso de esa “vocecita interior” que nos motiva a hacerlo de una manera determinada y en un momento específico. Decir que hacer el camino en solitario no significa hacerlo solo, nos encontraremos a mucha gente con la que compartir nuestras experiencias.

Época del año y el medio elegido

Respecto a la estación en la que es mejor peregrinar, cada una tiene sus propios puntos fuertes y sus desventajas, por lo que creemos que el mejor momento para hacer el Camino es aquel en el que se pueda y se quiera hacerlo. A pesar de que en invierno la climatología sea más dura, hay opciones que ayudan a mitigar las consecuencias de la misma. Por ejemplo, se puede optar por realizar el Camino de Invierno, que desvía la ruta  original desde Ponferrada para evitar las montañas nevadas de O Cebreiro.

En cuanto al medio en el que hacerlo, debe elegirse el que resulte más adecuado a las circunstancias de cada uno (andando, en bicicleta, en caballo…). Tournride nació en 2004 con la convicción de que realizar el camino en bicicleta es una opción muy interesante y válida para un gran porcentaje de peregrinos y, desde entonces, el tiempo ha ido dándonos la razón: cada vez más personas se deciden a pedalear hasta Santiago y el propio Camino se va dotando de mejores servicios para peregrinos en bicicleta. Aunque no es necesario ser Alberto Contador o Miguel Induráin  para poder afrontar este reto, es altamente recomendable prepararse antes e ir incrementando el esfuerzo e intensidad del entrenamiento según nos vayamos acercando al momento de comenzar la peregrinación.

Ventajas de hacer el Camino de Santiago en bicicleta

Hacer el Camino de Santiago en bicicleta nos dará una serie de ventajas añadidas, como por ejemplo tardar menos tiempo en realizarlo teniendo la oportunidad de llegar a más sitios o tener más flexibilidad para planificar el viaje y sus etapas. En todo momento tendremos más margen de decisión en cuanto a dónde queremos quedarnos a dormir, ya que el tiempo que tardaremos en recorrer la distancia hasta la siguiente población será menor. En cerca de dos semanas podremos recorrer el Camino Francés, lo que nos permite conocer una gran cantidad de ciudades: Pamplona, Logroño, Burgos, León, Astorga, etc. y, si deseamos hacerlo a un ritmo más lento, podremos recorrer menos etapas pero tener más momentos de descanso durante la propia ruta, parándonos a disfrutar de las vistas cuando queramos sabiendo que tenemos tiempo de sobra.

A pesar de que seas un ciclista asiduo, hay que tener en cuenta que muchas veces los equipos que se usan para realizar excursiones de día no son los mismos que se recomiendan para emprender un viaje como este, que tiene una duración mucho más larga. Por ello, desde Tournride hemos dispuesto todo para que lo único de lo que tengas que preocuparte sea de pedalear: nuestras bicicletas son de alta gama y están preparadas con sistema antipinchazos y, además, tenemos todo el equipo necesario para que cuando llegues a tu punto de comienzo ya tengas todo preparado (alforjas, casco, móviles con GPS, etc.). Te recogemos tu equipaje sobrante en el punto del Camino en el que comiences y te estará esperando en tu alojamiento al llegar a Santiago.

Tournride Full Assistance

Por otro lado, hemos visto como una de las principales preocupaciones de los peregrinos en bicicleta es, en muchos casos, la seguridad. Te atenderemos durante todas las etapas del camino, ayudándote con la preparación de tu viaje y del equipo necesario antes de que salgas y, durante la peregrinación, disponemos de un seguro de asistencia denominado Tournride Full Assistance que incluye tanto la reparación de bicicletas como la asistencia médica primaria.

Si en cualquier momento tienes un problema con tu bici o has sufrido una lesión, con una llamada haremos que alguien vaya a asistirte a donde estés y te ayude, encargándonos también de la reparación o cambio de tu bicicleta para que puedas continuar tu camino lo más rápido posible.

Decídete a peregrinar

Peregrinar es una experiencia intensa que hoy en día cada vez más gente se decide a emprender. Sean cuales sean tus motivos, te animamos a que decidas unirte a los millones de personas que, desde el S. IX, se han atrevido a comenzar una de las peregrinaciones más antiguas del mundo.

Desde Tournride trabajamos para volcar toda nuestra experiencia en apoyar a todas las personas que deciden dar el paso (o, en este caso, el primer pedaleo) hacia la milenaria ciudad de Santiago. ¿Y tú? ¿Te decides a peregrinar?

pedaleo_niño

De Logroño a Santo Domingo de la Calzada

Esta etapa del Camino de Santiago Francés transcurre por el río Ebro. Se considera que tiene una dificultad media con una cuota máxima de 715 metros y mínima de 390. Puede haber fuerte viento, por lo que si las condiciones son desfavorables, toca subir piñones  para mantener un ritmo de pedaleo alto. Además, nosotros llevamos ropa ajustada y  aprovechamos para rodar acompañados.

Para continuar el Camino desde Logroño, pasaremos por varias calles (Ruavieja y Barriocepo) hasta llegar a la Plaza de Santiago. En esta plaza, sellamos la credencial  ya que si aún no lo habíamos hecho.

Saliendo de Logroño, nos encontramos con el Parque de la Grajera donde disfrutamos de su belleza. Las flechas amarillas nos llevaron del parque a su embalse, donde te recomendamos sacar fotos, aunque parezca pronto para bajarse de la bici y tomarse un descanso.

Parque de la Grajera

Ilustración: Parque de la Grajera 

Al dejar el parque tras una pista asfaltada, disfrutamos de las hermosas vistas mientras pedaleábamos: viñedos, árboles y al fondo, la capital de la Rioja: Logroño.

Navarrete, parada obligatoria

Ahora, nos dirigimos con la bicicleta hacia Navarrete, parada obligatoria para todo peregrino.

En este municipio, nos acercamos a la Iglesia de la Asunción de María -se empezó a construir en el siglo XVI-, la Ermita de Santa María del Buen Suceso -nos pareció interesante porque hizo referencia a los peregrinos aunque ahora mismo está en ruinas- y su “castillo” -cima del Cerro Tedeón, que en su día había un castillo-.

Después de esta parada, subimos a la bici para seguir hacia Santiago de Compostela. Tenemos  la opción de pasar por un pueblo conocido como Ventosa o seguir directo hacia Nájera. Nosotros elegimos esta última opción.

autumn-1014891_1920

Ilustración 2: Viñedos en La Rioja

Pedaleamos hacia Nájera, un buen lugar para reponer fuerzas, descansar y hacer turismo visitando la Iglesia de Santa María la Real fundada en el 1052. El camino restante no tiene gran dificultad, aunque quedan menos de 6 km para la próxima población.

Monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla

Transcurrimos por un pequeño tramo no asfaltado y llegamos a Azofra, una pequeña y noble villa riojana. Pasamos por antiguas casonas con escudo, símbolo de la nobleza que vivía en la localidad. Además, también visitaremos la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles (siglo XVIII) donde hay una talla del Santiago Peregrino. Nos faltan menos de 15 km para llegar a Santo Domingo de la Calzada y 10km para la siguiente población: Cirueña.

Podemos desviarnos del Camino de Santiago para ver los monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está a tan solo 14 km de Azofra y, después, podremos continuar por otra carretera sin volver atrás. Tendremos que pedalear 19km para llegar a Santo Domingo, aunque antes retomaremos el Camino y las flechas amarillas. Consulta los horarios y días de apertura, ya que varían de invierno a verano, ¡lo hemos comprobado!

Santo Domingo de la Calzada

Continuamos por el Camino. Poco a poco, mientras rodamos en nuestra bicicleta, vemos como van apareciendo los campos de cereales. Señal de que Castilla está cerca y dejaremos La Rioja pronto, aunque no sea en esta etapa todavía.

Cuando veas un campo de golf es que estás llegando a Cirueña, pequeña población en la que no pedalearemos durante mucho tiempo, excepto si quisiéramos visitarla o descansar antes de la recta final. Nos faltan menos de 6km para llegar a Santo Domingo.

Inmediatamente al pasar dicho municipio, vemos al fondo Santo Domingo de la Calzada. Sin duda, destaca la torre de su catedral. En breves y después de una etapa de dificultad media, llegaremos a Santo Domingo.

Recomendamos la visita a la catedral, además, el casco antiguo es Conjunto de Interés Histórico Artístico.

shutterstock_180547244

Ilustración 3: Vistas desde la catedral

Dónde dormir en Santo Domingo

El albergue de peregrinos se encuentra en la Calle Mayor, además otros lugares donde podrás alojarte en Santo Domingo de la Calzada son el Parador de Santo Domingo y Hostal La Catedral.

Si ya has realizado la etapa, ¡cuéntanos tu experiencia!

 

ESTELLA-LOGROÑO

De Estella a Logroño (48 kms.) (con salida desde albergue, bar-restaurante, u oficina de Turismo)

Una de las etapas más duras pero también más gratificantes de todo el Camino francés. La dificultad está considerada alta con cotas de altura de hasta 750 metros, pero el recorrido por Navarra y La Rioja, lo hacen una experiencia única.

Fuente del vino Camino de Santiago

Bodegas Irache en Estella- Fuente del Vino.

Al partir del albergue de Estella, la primera parada obligada es la de la famosa fuente del vino, de Bodegas Irache. Un grolo de vino para comenzar la travesía con energía, siempre viene bien (pero sin pasarse). En este trayecto, tienes la opción de ir por la ruta tradicional, por senderos estrechos y que, dependiendo de la época del año, pueden estar llenos de barro, o bien, recorrer la carretera que hacen el Camino más cómodo, aunque, si bien es cierto, menos atractivo y sin poder disfrutar de las hermosas vistas de montaña.

La primera parada la podéis hacer en Los Arcos, un lugar en donde podréis tomar un café en muchas de las cafeterías y aprovechar para hacer algunas compras en las tiendas y supermercados locales. Si seguís la opción de carretera, el asfalto está en bastante buen estado, aunque, al igual que siguiendo la ruta tradicional, es un continuo sube y baja, debido al abrupto terreno navarro. Desde Torres del Río, después de subir a lo alto, si miras para atrás tienes una bonita vista de Sansol, y si miras para adelante, el Camino se complica un montón. La siguiente parada antes de llegar a La Rioja es en un pequeño pueblecito llamado Viana. Ideal para después tomar el carril-bici que comienza en la comunidad y que conduce directamente a Logroño.

Santa María de Arcos- Camino de Santiago

Iglesia de Santa María de Arcos- Fuente: ViajarAhora.com

El camino entra en Logroño por el norte hasta el famoso Pozo Cubillas, conocida fuente donde los peregrinos aprovechan para refrescar sus pies. Puedes disfrutar en el mirador próximo a la fuente, en el que las hermosas vistas del puente de piedra y las torres de las iglesias, no te dejarán indiferente. Al principio del puente de piedra se encuentra la oficina del peregrino y al cruzar el río Ebro entras en el casco antiguo y llegas al albergue de Logroño.

Logroño es una ciudad pequeña, pero con todos los servicios, gentes amables y cercanas e interminables lugares de visita tras hacer tu Camino de Santiago en bicicleta. Gastronomía de lujo y a precios populares, y visitas turísticas como el Puente de Piedra, el Puente de Hierro, el Teatro Bretón de los Herreros o la Muralla de Revellín.

Camino de Santiago- Pozo Cubillas

Pozo Cubillas en Logroño- Fuente de Peregrinos

 

La fantástica última ruta del Camino de Santiago: La Muxiana. De Fisterra a Muxía

Tras nuestro último post en el que explicamos el recorrido de uno de los caminos de Santiago que mayor afluencia está teniendo en los últimos tiempos (La Fisterrana), os presentamos una extensión de este Camino, que se completa con una nueva etapa: el trayecto desde el Fin del mundo hasta el hermoso pueblo marinero de Muxía, en la Costa da Morte gallega. Este camino se está haciendo cada vez más conocido entre los peregrinos que recorren en bicicleta diferentes rutas del Camino de Santiago y quieren explorar nuevos lugares de Galicia, próximos al mar.

Se trata de una etapa que recorre muy próxima a la Costa Gallega en la zona de las Rías Altas, pasando al lado de hermosos ríos como Río Grande, Rego da Carbaliza o Río Castro. Esta etapa no consta de terrenos abruptos ni escarpados, ni de grandes altitudes, es bastante cómoda para realizar en una sesión.

Etapa única: Fisterra a Muxía (29,3 kms)

Km 0. Fisterra (Todos los Servicios)

Hay que volver sobre los pasos que nos trajeron hasta Fisterra. Volvemos de nuevo en dirección hacia la playa de Langosteira. Pasamos la parroquia fisterrana de San Martiño de Duio. La iglesia de esta parroquia situada junto al Camino, data de 1717 (siglo XVIII) y es de barroco. Un hermoso lugar. Ya hemos recorrido los primeros 1,7 kms.

Camino de Santiago en bicicleta. Finisterre Fisterra

Tras pasar San Martiño de Duio, damos un pequeño rodeo de 1 km. con altos y bajos pasando por Escaselas (Km 2,8) y llegamos hasta Hermedesuxo de Baixo, que vemos a mano izquierda (Km 3,6). Llegados a este punto, el camino oficial se desvía a la derecha hacia San Salvador, aunque algunos peregrinos continúan recto por la recta asfaltada. Es la conocida variante de Rostro. Enlaza en Padris y aunque es más corta no merece mucho la pena porque rueda siempre por asfalto. En el último tramo se ve el arenal de Rostro, casi siempre a través de los pinos, pero no se pisa la playa en ningún momento.

Cojamos una u otra dirección, llegar a la aldea de Padris (Km 9,7). Ante nosotros, ya disfrutamos de la vista del Oceáno Atlántico, un recuerdo fantástico que hace que el Camino de Santiago en bicicleta, sea inolvidable. El trayecto pasa por hermosos prados y maizales y  termina en Canosa, donde tenemos un merendero en el que podemos descansar(km. 11,8).

Lires (Todos los servicios)

 

Tras este breve descanso, pasamos por uno de los lugares más hermosos de toda la Costa da Morte: Lires. Incluso podemos desviarnos del tramo del Camino de Santiago en bicicleta para disfrutar de sus cercanas playas. Continuando nuestra ruta por esta parroquia de Cee, debemos prestar mucha atención a la señalización. Hay varios alojamientos en Lires (Cabañas de Lires por ejemplo, es un lugar de reposo ideal) y también todos los servicios de bares y restaurantes. Recorremos en subida la población y dejamos el desvío al bar a la derecha. Es la única localidad de la etapa con servicios así que es casi obligado renovar fuerzas en esta localidad.

Pasamos Lires y bajamos al río Castro. Al cruzar el río, ya hemos entrado en el concello de Muxía, pero hay nos queda camino por recorrer. Importante destacar que a setenta metros el Camino se desvía a la izquierda y visita Vaosilveiro (Km 14,5).

Tras un breve rodeo por camino entroncamos por una pista asfaltada que nos dirige hasta Frixe (Km 15,8). El grueso de la población queda a mano derecha y torcemos a la izquierda para tomar una pista entre un pinar. Más adelante cruzamos una carretera – la señalización oficial marca 12 kilómetros hasta Muxía – y retomamos la pista hasta Guisamonde (Km 18,2).

Algo más de un kilómetro después de Morquintián viene un punto con doble señalización. ¡Atención!  Lo más prudente es continuar hacia la derecha siguiendo las flechas amarillas pintadas sobre el asfalto. A 350 metros el itinerario se desvía por la izquierda y ya toma un camino despejado que sube hasta las inmediaciones del Facho de Lourido, la cota más alta de la etapa a 269 metros.

Un camino ancho desciende hasta la siguiente aldea: Xurarantes (Km 24,7). A la salida cogemos una pista vecinal y pasamos junto a la fuente de Bico. De inmediato, al llegar a la carretera, hay otro aprieto con las señales. De frente, unas flechas animan a internarse por una senda. Ésta baja directa hasta la playa de Lourido tras un corto tramo de dunas, pero una vez allí hay que subir sin remedio hasta la carretera. El itinerario oficial, la opción que recomendamos, sigue la carretera y bordea la playa por encima (Km 26,1). Hasta Muxía ya no hay pérdida. Nada más entrar en Muxía la señalización nos guía hasta el albergue público, girando a la derecha por la rúa Campo das Pinas y por la rúa os Malatos y Enfesto (Km 28).

Muxía (Todos los Servicios)

Una vez acomodados en el albergue (también hay otro albergue privado junto a la Oficina de Turismo), la tradición empuja a visitar el Santuario de la Virgen de la Barca, asolado por el incendio que tuvo lugar el día de Navidad de 2013. Hay que bajar a la calle de Manuel Lastres y aquí girar a la derecha hasta la calle Real, que seguimos por la izquierda. De camino al Santuario podemos entrar en la oficina de Turismo, donde podemos recoger la Muxiana. Un lugar paradisíaco en el que encontrarás naturaleza, ocio, hospitalidad y multitudes de opciones para finalizar tu viaje.

Al igual que es un evento único, llegar a la ciudad santa en donde descansan los restos del Apóstol Santiago desde hace más de dos decenas de siglos, la peregrinación hacia el fin del mundo conocido hasta el siglo XV, es toda una experiencia inolvidable que los peregrinos podrán hacer en bicicleta en dos cómodas y divertidas etapas de viajes.

Con documento acreditativo desde 1997, cuando el Ayuntamiento de Fisterra creó la “Fisterrana” (un equivalente de la famosa “Compostelana” exactamente con el mismo funcionamento), esta Ruta del Camino de Santiago ha ido cogiendo muchísimo protagonismo durante los últimos tres lustros. Una etapa que recorre ríos, montañas, terrenos escarpados y hermosas villas del interior y de la costa gallega que quedarán presentes en tu retina. A continuación, presentamos las dos etapas de las que consta, descritas minuciosamente para que podáis viajar a Galicia sin salir de casa.

1ª etapa: Santiago de Compostela – Olveiroa (58 kilómetros)

Tomando como punto de partida la Plaza del Obradoiro, tras disfrutar de la hermosa vista de la Catedral de Santiago, el Pazo de Raxoi y el Hostal de los Reis Católicos, tomamos la cuesta que desciende hacia Rúa das Hortas para continuar recto hacia Calle Galeras. Afortunadamente, el trayecto de salida de la ciudad está señalizado con las flechas amarillas indicadas para peregrinos y es bastante cómodo y sencillo salir de la ciudad. Tras abandonar la ciudad compostelana, pasaremos por Roxos en unos tramos que combinan asfalto con tierra y pequeños senderos, además de una dura travesía por el Alto de Mar de Ovellas. Cruzamos la preciosa Ponte Maceira y si has salido temprano de Santiago, recomendamos para parar a comer, descansar y disfrutar, el pueblo de Negreira. Múltiples restaurantes y servicios de todo tipo con cocina tradicional y a un precio más que asequible.

Tramo Fisterrana, Camino de Santiago

Por la tarde, tras 10 kilómetros de subida progresiva (aunque con no demasiada pendiente), pasamos por los pueblos de Cores y Canle, hasta llegar a la aldea de Vilacoba, en donde el trayecto hasta Olveiroa se hará mucho más distendido y placentero. En este pueblo, hay múltiples hoteles, casas rurales y albergues en donde poder descansar, así como restaurantes y casas de comidas que harán que no tengas que gastar mucho dinero para disfrutar de una cena copiosa y que te ayude a reponer fuerzas.

2ª etapa- Olveiroa – Faro Finisterre (47 kilómetros)

Debido a que el tramo es más corto, no es necesario madrugar en exceso y con calma, salimos de Olveiroa y continuamos por pistas de tierra por los montes del Ayuntamiento de Dumbría. Un poco más adelante de la aldea de Hospital, pasamos por la curiosa Ermita de la Virxen das Neves, para a continuación, poder disfrutar de las hermosas vistas al mar, con destino a Cee. Recomendamos tener precaución durante estas bajadas, ya que son muy peligrosas. Recomendamos que la parada para comer se realice en esta preciosa villa marinera como es Cee, que, al igual que Corcubión (al lado de Cee), con muchos restaurantes con menú del día, pescados, mariscos y carnes así como pinchos típicos de la zona.

Ponte Camino de Santiago Fisterra

Retomamos nuestro camino rumbo a Fisterra, cruzando de una ría a otra atravesando un monte no muy escarpado y elevado, llegamos a la preciosa playa de Estorde, un lugar en el que hacer una parada para reponer fuerzas antes de llegar a Sardiñeiro de Abaixo. Un gratificante recorrido por la costa de las Rías Altas gallegas te acompañará hasta tu destino, pasando por Escaselas, en donde de nuevo contamos con playa si os apetece daros un baño. Y llegamos a Fisterra, en donde poco después de iniciar un descenso, nos encontramos con una de las instantáneas más fotografiadas del Camino: la vista del cabo y el Faro Finisterre. Tras pasar los dos “Petones” (Petón do Corvo y Petón Cercado), llegaremos al fin del mundo conocido desde la romanización de la antigua Gallaecia. Si tenéis ganas, aún podríais continuar con vuestro Camino hasta Muxía, siguiendo el recorrido de la Costa da Morte en la también ya famosa “Muxiana“.

Vista Finisterre- Fisterrana, Camino de Santiago